Time’s Up casero elaborado por personas mayores

El calor ya se hace patente. Es la primera noche en meses que debo abrir la ventana. Para los que no conozcan el clima almeriense, la sombra del verano nos alcanza antes de tiempo. No obstante, comencemos. Tras la última sesión del taller, vamos a retomar el bien querido Time’s Up pero casero. No cabe duda que hemos demostrado en multitud de ocasiones que es un juego con infinitas posibilidades y por supuesto, sin abanderar el fantasma de la edad.

Sin embargo en esta ocasión las cartas de personajes o películas las elaborarán ellos mismos. No seremos nosotros los que les demos las tarjetas de juego ya elaboradas. De ese modo, cada cual deberá recurrir a su banco de memoria personal para de ese modo, favorecer procesos lectoescritores. No olvidemos que la lectura y la escritura son dos habilidades fundamentales para los seres humanos y con los juegos, son perfectamente desarrollables. 

 

¿Lectoescritura y juegos de mesa?

 

La capacidad del lenguaje es usada por las personas como principal instrumento de comunicación, otorgando la capacidad intrínseca de transmitir ideas, conocimientos u opiniones y por ende, nos permite aumentar nuestro aprendizaje y desarrollo.

La lectoescritura es por tanto, la habilidad que nos permite plasmar el lenguaje, haciéndolo permanente y accesible. Entre sus múltiples beneficios podemos encontrar:

  • Desarrollo del pensamiento y del aprendizaje.
  • Desarrollo del lenguaje y expresión.
  • Capacidad de organización y elaboración de ideas.
  • Desarrollo de creatividad e imaginación.

Por todo ello, se hace necesario que sean ellos y ellas quienes elaboren sus propias tarjetas del Time’s Up. Curie ya nos ha anunciado su intención de poner personajes de su tierra natal Argentina. Todo ello acompañado de una risa que roza lo maquiavélico y de un guiño de ojos. La risa acompañó este matiz de Curie.

Tras una partida que bien la puedo considerar épica, pues las malvadas intenciones de Curie han dado su fruto y se ha hecho con el trono, hemos seguido la estela de lectoescritura y hemos jugado al mítico Scattergories (nombre, apellido, comida, animal…). Descubrimos no hace mucho tiempo que es una dinámica que les encanta por igual a todos y todas, donde siempre nos sorprende la enorme capacidad de adaptación y resolución que poseen. Si en algún momento tenéis la más mínima oportunidad de llevar a cabo un taller de con personas mayores, no dejéis de emplear esta dinámica, ya que el buen rato está asegurado.   personas mayores jugando al scattergories elaborado por ellos de manera casera en el taller time's up casero  

El taller de hoy ha sido conciso. En un primer lugar el juego de comunicación, posteriormente el Time’s Up casero y por último el Scattergories. Les ha encantado la idea de elaborar sus propias tarjetas en el Time’s Up y han generado verdaderas maravillas lingüísticas. Pero por primera vez hemos podido jugar las 3 rondas del Time’s Up. Tanto la descripción inicial, una palabra y la mímica. Si debo quedarme en mi memoria con un momento, sin duda será la mímica.

No recuerdo haberme reído tanto en muchos meses. Sin duda ha sido un momento para recordar por parte de todos y todas. Hemos vivido momentos muy emotivos y sorprendentes en el taller de hoy.

El Time’s Up nunca defrauda.

Espabila que sonreír es gratis

Sigue nuestras andanzas en

¡No te olvides de compartir!

Deja un comentario