Inteligencias Múltiples y ABJ con personas mayores #NOV2017

Generar aprendizaje social a través de la Educación Social es nuestro objetivo. ¿Nos acompañas?

Inteligencias Múltiples y ABJ con personas mayores #NOV2017

Noviembre comienza con fuerza y determinación, todo hay que decirlo. Tras un mes de octubre exitoso con nuestros objetivos marcados cumplidos, era hora de afrontar los nuevos talleres. Tras las inteligencias múltiples lingüística, naturalista e interpersonal trabajadas, era el turno de embarcarnos en la musical. Pero primero:

 

Taller del 6 de noviembre.


El frío ya queda patente en la AA.VV “La Palmera” dicho por Curie, puesto que al estar dentro de la estructura del mercado de abastos del barrio de “Los Ángeles”, el ambiente quizás no es el idóneo para aclimatarnos pero nada que no pueda arreglar la estufa que Xavier ha instalado. En el día de hoy hemos optado por un clásico que como bien se sabe, siempre es buena opción. Hablamos por supuesto del “Stop”, juego intemporal donde los haya.

Es una herramienta que utilizamos con relativa frecuencia pues presenta grandes beneficios en diversas áreas, tanto a nivel lingüístico en expresión escrita o fonética, como en memoria pues han de recurrir a su banco personal de datos y en aspectos sociales, donde muchas veces esa “leve” competición queda relegada a un segundo plano en aras del compañerismo y del buen hacer de todos y todas. Es uno de los mejores medios para conocer términos procedentes de nuestra querida Curie y su amada Argentina. En una ocasión llegamos a establecer como categoría junto a los animales y la comida, los colores, para luego validar el “azul cielo” o el “verde oscuro”. Nos ha prestado grandes momentos y algunos de ellos inolvidables.

Después de una gran partida donde Lope ha hecho gala de un gran conocimiento de la historia de España, hemos pasado a finalizar el taller con el Dobble. Todavía no nos hemos acostumbrado del todo a tener media hora menos de taller pero intentamos adaptarnos al tiempo nuevo que nos han establecido. No obstante, con 1 hora de duración podemos hacer grandes dinámicas y es lo que haremos.

 

 

El Dobble es un juego que solemos usar especialmente para algunos de ellos y ellas. ¿Por qué? Tras 3 años trabajando aquí ya hemos aprendido que juego es más conveniente para algunos de ellos y en función del momento o de los días. Por lo general una dinámica como el “Stop” se combina muy bien con un juego como el Dobble, pudiendo trabajar de esa manera muchas de las áreas requeridas.  En esta ocasión hicimos 2 grupos, uno de ellos capitaneado por Jagger y otro por Xavier. El Dobble es uno de los juegos estrellas que nunca decepciona y Curie volvió a sorprendernos con 2 victorias seguidas. Tengo que hablar con su hijo a la mayor brevedad para informarle de los grandes avances de su madre en el tiempo que lleva acudiendo al taller.

 

 

Taller del 13 noviembre


¡La música ha llegado!

Era hora de dar el paso musical en noviembre e introducir de lleno a todos y todas en el taller en la inteligencia musical, tan necesaria como enterrada en el olvido en muchas ocasiones. Llegado este punto no debemos olvidar que la teoría de las Inteligencias Múltiples en la cual basamos gran parte de nuestro programa ofrece un modelo de desarrollo personal que nos puede ayudar a entender como influyen en nuestro propio entorno. Además, abre la puerta a una amplia gama de actividades que puede ayudarnos a desarrollar inteligencias descuidadas, a activar las inteligencias poco desarrolladas o paralizadas y a mejorar el rendimiento en las inteligencias ya desarrolladas. Por ello, llegaba la hora de la inteligencia musical, una de las más paralizadas en nuestro desarrollo vital.

La propuesta de la actividad les llenó de entusiasmo desde el propio comienzo del taller. Dividimos la actividad en 3 bloques diferenciados, repartimos folios, lápices y utilizamos un gran altavoz. Llegó el momento:

1ª bloque “Ambienta tus recuerdos”: La actividad se desarrollaría exponiendo diferentes sonidos ambientales, desde sonidos de pájaros, tétricos o el propio mar para posteriormente reflejar por escrito los recuerdos de su vida pasada que les aboga, trabajando de esa manera consecutivamente la memoria episódica. La actividad resultó ser muy interesante pues por ejemplo Jimena enlazó los sonidos de los pájaros a su vida pasada con su abuelo en su finca de Francia mientras recogían higos frescos para toda la familia. Lo curioso es que se emocionó sobremanera al compartir con todos y todas que llevaba muchos años sin acordarse de ese periodo de su vida. Así de grande es el poder de la música.

2º bloque “Descubre el engaño”: En esta ocasión recurrimos a grandes artistas del panorama musical y a breves momentos de sus creaciones pero con un matiz importante. Debían de descubrir la canción y autor/a reales puesto que los que les proporcionamos nosotros eran erróneos. Siempre buscando autores y canciones similares del momento histórico musical para servir de ayuda y encauce pero la última palabra era suya al descubrir el engaño.

3º bloque “Dibuja la música”: Finalmente utilizamos otros sonidos, ambientales o estrofas concretas de canciones conocidas, para que plasmaran mediante dibujos lo que les transmitía, dejando la puerta abierta a sus emociones. El resultado fue muy esclarecedor y gustó tanto el resultado que llegamos al acuerdo de repetir la actividad en un futuro cercano. Los dibujos generados se cernieron sobre temas tan diversos como el amor, la amistad, el sentimiento de abandono o la propia muerte, todo ello a través de los sonidos expuestos.

Pese al escepticismo de Vega por las actividades musicales, finalmente y conforme el taller tomaba el rumbo acordado, todos y todas disfrutaron con la inteligencia musical y con el potencial que se esconde en ella. Unas actividades que han venido para quedarse.

 

Taller del 27 noviembre


Finalizamos el mes de noviembre con todo un referente de nuestra antigua crisálida del taller de atención y memoria. Hablamos por supuesto del ¡Vaya Tomate!

Un juego que trabaja la atención y memoria desde diferentes enfoques y del que puedes obtener diferentes dificultades en función de cómo quieras usarlo. Comenzamos como de costumbre por la versión “fácil” para que se acostumbren al juego y asienten las bases del mismo. Siempre nos gusta observar quienes de ellos están más despistados para preguntarles por las cartas ocultas, hecho que genera siempre gran expectación y que casi se ha convertido en un subjuego dentro del mismo.

 

 

Con el paso del tiempo aprendes a distinguir cuál de ellos relaciona mejor las cartas con los colores de las mismas o cuales optan por atender al contenido rural que las rodea, en cualquier caso todos y todas usan sus propias estrategias para intentar fijar en su memoria los rasgos más significativos de las cartas del ¡Vaya Tomate! Tras varias partidas entrenando la atención y la memoria llegaba el turno de enlazar uno de los juegos estrellas con otro con el que compacta como si las dos caras de una misma moneda se tratasen.

Era hora de trabajar la inteligencia lógico-matemática con el 10 Cerditos. Un juego cuyo punto fuerte son los procesos básicos de cálculo o la velocidad de procesamiento y del que ya hicimos una reseña en nuestra entrada de los centros de día pues favorece un desarrollo cognitivo integral en usuarios con graves deterioros.

 

 


Y hasta aquí podemos contar…

Espabila que sonreír es gratis

@Rodia_Ps   @Educarlex_es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.