Jugar y trabajar es posible, se llama TRABAGAR

Taller del 20 de Marzo. Ya estamos en Marzo y me parece mentira. Cuando era pequeño tenía la amarga sensación de que el tiempo no transcurría. Sin embargo, hoy en día creo que se mofa de mí. En el taller de hoy nos centraremos mucho en reforzar la capacidad espacial y la atención pero sobre todo, un miembro del taller inventa un nuevo término que sin duda se adapta a la perfección a nuestra dinámica estableciendo un paralelismo entre jugar y trabajar.


 

¿Jugar y trabajar es posible?

 

Hoy he sido yo el primero en llegar pero esta vez fui más rápido que Curie y anuncio que esa hazaña, no es fácil. En esta ocasión Rocío no podrá acompañarme, pues tiene asuntos personales que atender no obstante, su ausencia se nota. Tras la llegada de Curie, le sigue Regina y Lope. Poco a poco todos y todas comienzan a llegar. De igual modo, llega una estudiante de psicología que está realizando sus prácticas** en la asociación.


**Lamentablemente no hemos podido avisar al grupo de la llegada de esta estudiante en prácticas pues todo se ha hecho muy precipitado por parte de la Universidad de Almería (UAL) y la inminente consecuencia que eso genera en el impacto de todos los talleres, pues siempre es positivo anunciar con cierta antelación la incorporación de un nuevo miembro, sobre todo si esa persona estará durante un tiempo muy marcado en las actividades. En nuestro caso fuimos informados con casi 3 días de margen.

Pese a todo, la acogida de esta estudiante ha sido muy buena. Nuestro grupo no se caracteriza precisamente por negar el acceso a nadie, todo lo contrario. Se ha realizado la dinámica de presentación que realizamos puntualmente para que pueda conocernos a todos y todas, y posteriormente ha recibido una clase rápida sobre las dinámicas y herramientas a emplear pero no por mi parte. Han sido las propias personas integrantes del grupo las que le han explicado los juegos, normas de los mismos, beneficios, etc.

Pero volviendo al taller…


Tras la dinámica de presentación he dividido el grupo en 2 para comenzar a «trabagar». ¿Qué acabo de poner? No es un error del teclado, es un concepto acuñado por Jagger y que nos describe muy bien. Trabajamos las potencialidades y procesos cognitivos, sociales y emocionales a través del juego. No olvidemos y frente a los que aún se resisten, que se puede jugar y trabajar y viceversa. Así que, a trabagar.

Uno de los grupos empleará el Ubongo, juego donde los haya para reforzar la capacidad espacial y psicomotricidad. No es habitual que lo usemos pues sólo toleran un par de partidas. Es un juego que a pesar del beneficio que supone trabagarlo, suele estar acompañado con un matiz de cierto estrés y desgaste mental. No obstante, en la sesión de hoy no ha habido ningún problema, todo lo contrario. Aquellos que terminaban antes en realizar sus retos tridimensionales, ayudaban a los que no podían con pequeñas pistas. No es común ver estas circunstancias en un juego como el Ubongo, pero somos especiales. ¿Verdad?

Story Cubes, Ubongo, Dobble, Brain Box y Dominó

 

jugar y trabajar personas mayores ubongo
Personas mayores desarrollando la psicomotricidad fina y la capacidad espacial mediante el juego de mesa Ubongo
jugar y trabajar ubongo personas mayores domino
Presencia de Eurogames y juegos clásicos, la perfecta combinación de juegos intergeneracionales en el taller de personas mayores

Por supuesto, le tocaba el turno al Brain Box, un juego cuyos cimientos se construyen en torno a la atención y memoria. Es el juego favorito de Elvira, que parece estar más cómoda en el taller desde que dispone de un audífono (parece que la charla que mantuvimos con su hijo ha dado resultado). Para sorpresa de todos y todas, Elvira es capaz de fijarse en los más ínfimos detalles de las fichas del Brain Box, desde los colores de los ojos, al número de rayas de una camisa y el número exacto de gotas que salpica una ballena. ¿Jugar y trabajar?

Sin duda Elvira aún tiene mucho que enseñarnos y que mostrar en el taller y no se me ocurre una mejor introducción para ella en estas dinámicas que el Brain Box.

personas mayores entrenando la memoria en taller usando un juego llamado Braix Box
 

De forma paralela, Vega organizó una partida al ya clásico Dominó (que él mismo trajo de casa) pero con una ligera variante que él conocía sobre cálculo mental. En esta ocasión yo mismo también me decidí a probar esta versión y debo señalar que es más complicada de lo que parece. No obstante, a todos los demás les basto con una leve explicación de Vega para entender completamente el juego.

Debe de ser porque hace ya tiempo que no estoy en el otro “lado”, en el de aprender un juego nuevo o una variante nueva del mismo, o que las matemáticas no son mi punto fuerte. Sin embargo, cada día aprendo un matiz nuevo del enorme potencial latente de estas personas.

La incursión de un juego clásico unido a los Eurogames que empleamos, es una ocasión perfecta para demostrar que ambos mundos son perfectamente compatibles, demostrando que el «juego intergeneracional» existe y es más que posible. ¿Jugar y trabajar?

Para finalizar, deciros que por fortuna la nueva práctica de psicología se adaptó muy bien a la dinámica del taller y pudimos coordinarnos sin dificultades para que todo el mundo (nosotros incluidos) pudiera ir rotando entre las diferentes opciones lúdicas de tal forma que experimentaran todo el potencial de la actividad.

PD: Perdí la partida al Dominó.

Espabila que sonreír es gratis

Sigue nuestras andanzas en


Facebook


Twitter


Instagram

¡No te olvides de compartir!

Deja un comentario