Ikonikus y Story Cubes, emociones y creatividad a la vuelta

Comenzamos este nuevo año 2017 con la Navidad ya pasada y las emociones están a flor de piel. Todos en el equipo estamos deseando retomar el taller de atención y memoria y reencontrarnos con nuestros ya, amigos y amigas. ¿Hoy? Ikonikus y Story Cubes, ya que esta época de casi magia que nos invade invita a la creatividad y a emocionarse con ella.

Es extraño, a pesar del ambiente gélido que nos rodea, al llegar al taller ya nos encontramos con casi todos esperándonos. Veo que tienen casi más ganas que nosotros de empezar el taller. El frío no nos merma a ninguno.

Comenzamos el taller con el juego de comunicación mediante el Story Cubes, nuestra particular variante. No obstante, ha sido algo diferente. En esta ocasión hemos ido más allá, han ido más allá. Han aprovechado ese espacio para contar algo acerca de sus vacaciones, actos familiares o sentimientos. No ha habido tiempo ni normas, ninguna directriz a seguir. Lo que normalmente es una actividad ágil, se ha prologando casi 1 hora.

Tal es así, que muchos se han emocionado por lo expuesto, por lo mucho que todos y todas nos hemos abierto. Por lo mucho que se ha compartido. Todo ello gracias a algo tan a priori sencillo como son los dados, el Story Cubes. Es por ello, que siempre ponemos a este juego en otra categoría. En su aparente sencillez se esconde un gran trasfondo social y emocional con el que poder trabajar. Tras esta gran actividad que ha surgido sobre la marcha, hemos acordado realizar una sesión como esta 1 vez al mes.

Una sesión que nos sirva a todos y todas, miembros del equipo e integrantes del taller, para abrirnos y generar un espacio de aprendizaje social y emocional. Un espacio sin temores ni reproches, donde sientas la libertad de exponer tus más íntimos sentimientos. Sin duda el Story Cubes hoy nos alcanzó una nueva senda que exploraremos en profundidad en próximos talleres.

 

Ikonikus y Story Cubes, ¿cómo emocionarte?

 

Ikonikus es el juego de las emociones y los sentimientos por excelencia, un juego en el que preguntar y preguntarte a ti mismo, una práctica poco común que nos brinda sin problemas esta magnífica herramienta.

Todas las cartas del Ikonikus contienen símbolos, por lo tanto las interpretaciones que puedas sacar de los pictogramas son infinitas. Todo depende de tu visión de la realidad y del contexto. Es un juego muy divertido en el que podrás desarrollar la empatía y la inteligencia emocional con los que te rodean. Una manera muy lúdica de poder representar las emociones humanas cuyo objetivo principal es tratar de adivinar lo que sentiría el resto de jugadores y jugadoras a ciertas preguntas.

Por todo ello y dada la senda proporcionada por el Story Cubes, era la mejor opción que podíamos plantear para el taller en esta mañana.

 

juego emociones ikonikus y story cubes taller atención memoria personas mayores
Una ronda del Ikonikus y story cubes durante el taller de atención y memoria para personas mayores, porque las emociones siempre tienen cabida.

 


¿Cómo te sentirías si te tocara la lotería?


¿Qué sentirías si te declaras en público? 


¿Qué sientes ante la pérdida de un ser querido?


¿Cómo afrontarías la dicotomía entre el bien y el mal? (cortesía de Lope)


 

Son sólo algunas de las preguntas usando el Ikonikus que surgieron y se pusieron sobre la mesa. Mediante los pictogramas debes contestar preguntas utilizando tus emociones. Sin duda un juego con mucho trasfondo y utilidad social y emocional. No olvidemos que aquello que no nos emociona, no nos motiva.

Los pictogramas de las cartas sirvieron para expresar y plasmar todavía más todos los sentimientos que anteriormente compartimos. Sin duda ha sido un taller muy emocionante a todos los niveles y difícilmente olvidable. Finalmente, los pocos minutos que nos han sobrado, los hemos dedicado a compartir sentimientos sobre los reyes magos. La combinación de Ikonikus y Story Cubes la traeremos más de vuelta al taller, sin duda.

Regalos, sentimientos, vivencias, experiencias y familias. Pero sobre todo mantecados por cortesía de Curie.

No lo olvides, espabila que sonreír es gratis

Sigue nuestras andanzas en


Facebook


Twitter


Instagram

¡No te olvides de compartir!

Deja un comentario