Entrevista a la educadora social Loli Murillo, una experiencia vital

Entrevista a la educadora social Loli Murillo, una experiencia vital

Es un orgullo para Educarlex presentaros la siguiente entrevista realizada a la educadora social María Dolores o Loli. Su experiencia profesional es sin duda un reflejo de Educación Social, donde todos y todas podemos aprender y sacar grandes lecciones para la profesión y la vida.

Como siempre, os recordamos que el objetivo de estas entrevistas en reflejar la Educación Social desde todas las opiniones y experiencias posibles para generar ese aprendizaje social tan necesario a través del conocimiento compartido. Sin querer extendernos más, aquí os dejamos con la entrevista a esta magnífica educadora social.

 

Inicio de la entrevista


ESPACIO PERSONAL

1. Lo primero y puede que más importante, cuéntanos un poco sobre ti.

Me llamo María Dolores aunque quienes me conocen me llaman Loli. Desde pequeña sentí que me gustaba ayudar a los demás. Realicé mis estudios con buenas notas y mientras estudiaba COU me dedicaba a ir al hospital Militar de mi ciudad a realizar también los cursos de Dama auxiliar de Sanidad lo que equivale ahora a Auxiliar de enfermería. En mis días festivos iba al hospital de la Cruz Roja para estar en sala de partos y Nido donde ayudaba en el cuidado de los recién nacidos y prematuros.

Estuve preparándome  con la comunidad de hermanas de San Vicente de Paul, que eran las monjas que en aquel entonces trabajaban cuidando enfermos en el hospital militar, para irme de misionera al centro de África. En ese tiempo mi padre fue destinado a Tarifa y allí me presenté a una oposición para una plaza que sacaron para la Casa del Mar y conseguí la plaza. Además durante los años de viudedad de mi abuela cuidaba de ella y en estos tres últimos años quedó discapacitada y yo me encargaba de ella tanto en el cuidado físico como en el tema de su autoestima que se le quedó muy mal de verse en situación de dependencia.

El cuidar de mi abuela enferma me dispuso a querer cuidar a las personas que lo pasan mal y continué mis estudios de enfermería. También realicé cursos relacionados con la profesión como el de Radiodiagnóstico Clínico y geriatría. Me casé y me fui a vivir a Jaca y allí me dediqué al cuidado de mi hijo hasta que volvimos Ceuta y recuperé la formación continua con cursos y trabajo.

Realicé el Ciclo formativo de grado superior de integración social y empecé mis estudios de educadora social en la UNED siendo una de las que terminó los estudios de la primera promoción. Continué los estudios de Pedagogía mientras trabajaba en Área de Menores y posteriormente me llamaron para trabajar de Educadora Social en el Ayuntamiento. Aquí seguí formándome realizando cursos de formación del tema de violencia de género, intervención en familia y demás que eran ofertados todos los años por el Ministerio. También realizaba cursos on line en la Escuela virtual de Igualdad.

En la parte académica fui realizando tres Máster (dos por la UNED y uno por la Universidad de A Coruña) y a través de la Escuela Nacional de Sanidad y EL Instituto Carlos III de Madrid, cursé los estudios de  diplomada en Salud Pública. Cuando terminé Pedagogía me presenté a las oposiciones de educación y quedé de interina en la lista de Intervención Sociocomunitaria. En el año 2014 (llevaba en el ayuntamiento de Educadora Social 8 años) me llamaron para cubrir una vacante de interina de la lista de Intervención Sociocomunitaria y me fui del Ayuntamiento a esta nueva etapa como profesora de Ciclos Formativos de Grado Superior(Integración Social, Educación Infantil, Animación Sociocultural y Turística, Promoción de Igualdad de Género, Mediación Comunicativa).

Durante estos años realicé el curso de Bioneuroemoción de Enric Corberá que trata cómo las emociones influyen sobre el desarrollo de enfermedades en el cuerpo físico y la manera de cómo sanar la emoción para mejorar o incluso sanar. En 2016 decidí presentarme a las oposiciones para Orientación Educativa y ahora estoy trabajando de Orientadora como he comentado anteriormente. Aún así sigo estudiando ya que me gusta aprender de todo para poder realizar mi trabajo de la mejor manera posible y en especial con aquellas personas o alumnado con más problemáticas.  Aquí me siento feliz y realizada aunque en todos los trabajos siempre he sentido lo mismo porque realizar un trabajo que es vocacional es el mejor regalo que puedo desear y esto es lo que tengo en mi vida ahora.

 

2. ¿Qué tipo de libros te gustan?

Me gustan varios tipos de libros puedo nombrar los autores para no ir dando nombres de cada título y no hacer una lista interminable. Los libros de autores que más leo son los siguientes: Libros de Punset, de Bernabé Tierno, de Gloria Pérez Serrano, de Bernardo Stamateas; de Enric Corberá, de la dra. Kubler Ross, del dr. Brian Weiss, de Nacho Coller……y no quiero extenderme más, pero desde la niñez  siempre me encuentro  en la actitud aprender de todo y de todos.

 

3. ¿Cómo te describirías con una sola palabra?
Resiliente.

 

4. ¿Cuál es tú película favorita?
Tengo varias pero si he de elegir una elijo LA ROSA DEL DESIERTO.

 

5. Si te dieran la oportunidad de obtener un superpoder, ¿cuál sería?
Tocar a los que sufren y hacerles felices en todos los sentidos.


ESPACIO PROFESIONAL

6. Siendo educadora social actualmente trabajas como orientadora en un instituto, ¿cuál es tu labor en dicho centro educativo?

Actualmente trabajo en un instituto de Secundaria Jefa de Departamento de Orientación, no como Educadora Social sino como Pedagoga y por ser funcionaria interina de esta especialidad de profesores de Secundaria.

 

7. ¿Mantienes contacto con otros y otras profesionales y trabajáis de manera conjunta?

Dentro de mi departamento trabajamos en equipo un total de 12 profesionales de diferentes disciplinas con las cuales mantengo contacto diario y a través de reuniones. También con el resto de tutores y tutoras del centro educativo, con el equipo directivo y con el alumnado y las familias.

 

8. Hay quienes abogan por la independencia de las profesiones de ámbito social y huyen de los equipos interdisciplinares, ¿estás de acuerdo con ello?

Opino que los equipos multidisciplinares son imprescindibles dentro de la intervención social ya que los problemas que abordamos deben hacerse desde diferentes disciplinas.

 

9. Tu labor como educadora social te llevó haca años a trabajar en las barriadas de Príncipe Alfonso y Príncipe Felipe, en Ceuta. Como una de las creadoras de los primeros proyectos que se iniciaron allí hace años, ¿cómo ha sido tu experiencia profesional y personal durante dicha etapa?

En el año 2006 desde el INEM el ayuntamiento solicitó una psicóloga y dos educadoras sociales. Las tres, fuimos las que elaboramos el proyecto socioeducativo al que denominamos RENUÉVATE. Como en todo proyecto realizamos un análisis de la realidad don de fuimos recogiendo las necesidades manifestadas y las no manifestadas por las personas de las dos barriadas por lo que hicimos un estudio de campo sobre el terreno. Este paso duró varios meses y antes de finalizar el año ya teníamos en marcha diferentes talleres dirigido a personas de todas las edades y situación.

Podemos decir que dentro de lo que son los Servicios Sociales Comunitarios a nivel nacional, hemos sido las que hemos trabajado formando a las personas para su inserción en la vida laboral y desde diferentes ámbitos. También en nuestro proyecto la infancia tiene desde refuerzo educativo hasta talleres de animación sociocultural para trabajarles la coeducación y los valores. Para los jóvenes tenemos talleres especializados en la temática de su proceso de vida y de asesoramiento a nivel de estudios o trabajo. Para no extenderme decir que nuestro proyecto fue creciendo al solicitar para el siguiente año más profesionales de lo social y ahora ya es un Programa ya que desde 2006 hasta nuestros días sigue vigente y se ha ido extendiendo a otras zonas de nuestra ciudad como la barriada de Benzú.

El proyecto está incardinado dentro del Convenio de Inmigración entre la ciudad autónoma y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Mi experiencia personal ha sido muy enriquecedora, las personas de las barriadas son muy hospitalarias y agradecidas, aunque no tengan nada te ofrecen lo único que tienen. Son muy cariñosas y con ganas de aprender y es muy fácil quererles cuando llevas poco tiempo en la barriada. Me costó salir de allí por el trato y la protección que manifestaban hacia mi persona así como hacia todas y todos los demás profesionales del Edificio Polifuncional Mizzian.

 

10. Tras vivir de primera mano la problemática presente en la barriada, ¿qué necesidades consideras que siguen sin cubrirse?

La motivación de los chicos jóvenes ante los estudios (las chicas están motivadas para los estudios).

 

11. El olvido, sin duda, es el peor enemigo. ¿Somos realmente conscientes de la problemática social y por tanto humanitaria que atraviesa el Príncipe? ¿La barriada está “abandonada” a su suerte?

Desde 2006 con la puesta en marcha de nuestro proyecto siempre hemos tenido gran acogida y abundancia de alumnado en los talleres de las barriadas de Príncipe Alfonso y Príncipe Felipe, además de los planes de urbanismo que está llevando a cabo el ayuntamiento de la ciudad. Por tanto puedo decir que la barriada no está abandonada a su suerte debido a que este proyecto lleva incardinado en ella casi 13 años y los talleres están siempre repletos de personas que vienen de manera voluntaria a aprender y esto también lo extiendo a los menores y la juventud. Hemos tenido también talleres para adultos mayores de prevención del Alzheimer y cinefórum donde se ha trabajado con estas personas desde la memoria hasta la autoestima y las relaciones sociales.

 

12. ¿Cuál ha sido la mayor dificultad a la que has tenido que hacer frente como profesional?

El desconocimiento de nuestras funciones y el intrusismo fomentado por la Administración local.

 

13. ¿Recuerdas alguna anécdota de todo ese periodo que te traiga alguna sonrisa en los malos momentos?

Recuerdo muchas anécdotas sobretodo relacionada con mi aprendizaje del dariya y las risas que nos echábamos las alumnas y yo cuando decía alguna palabra que tenía varios significados. Les gustaba que aprendiese su lengua materna y a mí me encantaba saludarlas en dariya sintiéndome una más de ellas.

 

14. Bien es sabido que las educadoras y educadores sociales todavía no tienen un reconocimiento digno por parte de las instituciones como por parte de algunas personas por desconocimiento o confusión, tanto es así, que recientemente hemos sabido la noticia de que se ha modificado la denominación atribuida a la Clase de Especialidad «Educadores» del Gobierno de Aragón, reordenando de esa manera otras clases de especialidades de funcionariado de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón, consiguiendo de esa manera la denominación «Educadores Sociales».

No obstante, y tras conseguir estos avances, aún podemos ver ofertas de empleo donde para un puesto de “Educador o Educadora Social” solicitan otras titulaciones, incluso siendo válido dos años cursados de otro grado universitario diferente para querer solicitar el puesto de trabajo. Como graduada en Educación Social, ¿qué significado tiene esta problemática para ti?

Cuando terminé los estudios de Educación Social una compañera y yo estuvimos  echando recursos a la ciudad para informarles del intrusismo que se estaba produciendo con los puestos de trabajo. En primer lugar descubrimos que en el INEM en el código de Educadores Sociales habían metidas 60 personas cuyas profesiones iban desde maestros/as, pasando por DUE, Filólogos, Psicólogos, Sociólogos…en fin que no había nadie con la titulación de Educador o Educadora Social. Tuvimos que hablar con el Director del INEM para recordarle que debían sacar a todos esos profesionales del código de Educadores Sociales y así lo hicieron, quedando inscritas en el código mi compañera y yo previa presentación de nuestra titulación.

A partir de ahí las dos decidimos ir a las Asambleas anuales de las asociaciones de Educadores y Educadoras Sociales (ASEDES) de todo el territorio nacional y allí íbamos informando sobre los pasos que debíamos dar para conseguir que se nos reconociese como las únicas tituladas para llamar a los puestos de Educadores y educadoras de la ciudad. Nos colegiamos en el colegio de Cataluña por ser el más antiguo y por no estar aún el de Andalucía. 

Esto fue una lucha ardua pero con  total firmeza decidimos informarnos a través de los diferentes organismos para poder defender nuestra profesión y denunciar el intrusismo. Realizamos varias veces recursos para parar las convocatorias para educadores donde sólo pedían titulaciones de maestros, diplomado en psicología (que no existe), diplomado en Pedagogía (que no existe), Sociólogo, etc.

Conseguimos a fuerza de hablar con los políticos de turno que metiesen nuestra titulación a la hora de ofertar puestos de educadores pero no querían quitar el resto de titulaciones. Un 30 de diciembre de 2004 decidí llamar al MAP (Mº de Administraciones Públicas) que ahora se llama MAT (Mº de Administració9n Territorial). Ahí llamé al teléfono donde ponía Ministro y se puso una señora y cuando le conté todo me fue pasando con los diferentes departamentos hasta que dí con el de Corporaciones Locales.

El funcionario me informó que las plazas de educadores eran de la Administración Especial y que para las mismas sólo se podía pedir una titulación en las convocatorias. La titulación tenía que tener relación con las funciones del puesto de trabajo. Me dio el Real Decreto Legislativo 781/86 de 18 de abril que apoya lo que me estaba diciendo y fue con ese RD con el que seguía enviando recursos a la ciudad.

Finalmente, como estábamos en mejora de empleo, por trabajar en Menores por medio de ONGs, pidieron del INEM titulados de la Educación Social y Psicólogos para trabajar en el Ayuntamiento y fue cuando otra compañera que acababa de inscribirse en el INEM y yo como más antigua en mejora de empleo las que fuimos contratadas junto a una Psicóloga para realizar el proyecto para las dos barriadas de El Príncipe.

A pesar de estar trabajando de educadora social en el Ayuntamiento, cuando salía de nuevo alguna convocatoria para consolidar a los interinos “educadores”, yo sola, y siempre con mi nombre y apellidos, echaba el recurso y conseguía que retirasen las bases y la convocatoria. La última vez fue en 2008. Podría haber pensado que como ya trabajaba en el Ayuntamiento de Educadora social no debía hacer más recursos, pero en esos momentos pensaba en mis compañeros y compañeras de profesión que iban terminando sus estudios y se encontraban en el desempleo y no me parecía justo mirar para otro lado ante tal injusticia.

 

15. Respecto a lo que la Educación Social se refiere, ¿has tenido que lidiar con la problemática del desconocimiento de tus funciones y competencias propias en cualquiera de tus empleos mencionados con anterioridad?

He tenido que explicar a mi jefa de Servicios Sociales las funciones y competencias de nuestra profesión cuando quiso que hiciésemos funciones de refuerzo educativo para niños que estudiaban materias de la ESO. En este caso tuvieron que contratar un Maestro.

 

16. ¿Qué consideras que aporta a la sociedad esta profesión que no puedan hacer otras?

Esta profesión aporta el desarrollo integral de la persona con la que intervenimos junto a otros profesionales y forma individuos con desarrollo de pensamiento crítico y normaliza situaciones de familias con perfiles de exclusión social.

 

17. Lejos de plasmar una experiencia ajena, queremos compartir contigo algo vivido desde el equipo de Educarlex. En una ocasión y para ponerte en antecedentes, se nos calificó desde un centro de día de la siguiente manera:

“Para la administración sois como profesores de gimnasia y como no sé qué sois, no os voy a contratar”

(supina ignorancia de no querer ver las funciones y competencia de nuestra profesión)

¿Reina el descontrol y la confusión ante la Educación Social?

Reina el intrusismo y el miedo a que formemos una sociedad libre y democrática haciendo que las personas recuperen su propia identidad y se motiven a conseguir aquello que se propongan.

 

18. Para terminar, ¿dónde te ves como profesional dentro de 10 años?

Me veo de Orientadora tal como estoy ahora y como profesora tutora de la UGR o la UNED.

 

Deseo que esto sirva para motivar a aquellos profesionales que dedican su trabajo a hacer de esta sociedad un mundo mejor.

Saludos cordiales,
Gracias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.