Brais Otero, docente PES-FP y educador social. Un profesional polivalente

Brais Otero, docente PES-FP y educador social. Un profesional polivalente

Desde Educarlex nos complace mucho compartir con todos y todas una nueva entrevista de un gran profesional con una visión muy amplia del panorama social laboral. Queremos agradecer al señor Brais R. Otero que se prestara a ello, ya que sin duda es una experiencia vital muy positiva de la que poder obtener un gran aprendizaje. Sin más que añadir os queremos recordar que nuestra máxima es siempre construir aprendizaje social a través del conocimiento compartido. Ante la duda, más educación social.

 

Inicio de la entrevista


ESPACIO PERSONAL

1. Lo primero y puede que más importante, cuéntanos un poco sobre ti.

Soy natural de O Grove (provincia de Pontevedra), de una familia humilde ligada al mar como medio de vida. Practiqué balonmano en el club de mi pueblo, el Rasoeiro, desde los 7 años hasta los 24, momento en el que compatibilizarlo con mi formación y residencia en Santiago de Compostela se convirtió en tarea complicada. La estancia y monitorado en los campamentos de verano del club despertó en mi persona el interés por el ámbito socioeducativo.

Otro aspecto relevante de mi vida es el Carnaval, participando activamente en diversas comparsas desde la adolescencia.

 

2. ¿Qué tipo de libros te gustan?

No soy lector, salvo casos excepcionales, de narrativa, prosa o poesía. Empleo la lectura para mi formación profesional y para saciar mis curiosidades: deportes, carnaval, etc.

 

3. ¿Cómo te describirías con una sola palabra?

Alegre.

 

4. ¿Cuál es tú película favorita?

El club de la lucha.

 

5. Si te dieran la oportunidad de obtener un superpoder, ¿cuál sería?

Inmortalidad.


ESPACIO PROFESIONAL

6. Ya que cuentas con experiencia como monitor en ludotecas de verano, ¿cómo fue ese periodo tanto a nivel profesional como personal? ¿Qué aprendizaje has obtenido de esa etapa?

Pues comenzó, como ya he mencionado, ligado a los campamentos de verano, de carácter deportivo, del Club Rasoeiro BM, con apenas 15 años. Posteriormente, en período estival y una vez terminada mi formación como Graduado en Educación Social y Máster en Profesorado de Secundaria, apareció la oportunidad de ejercer como monitor en la Ludoteca vinculada al Plan Concilia del Ayuntamiento de O Grove.

La verdad es que fueron dos veranos muy provechosos pero agotadores. En el primero compatibilicé la Ludoteca con la hostelería (recurso habitual en verano para los estudiantes de zonas turísticas con vistas a costear los estudios). El segundo coincidió con las oposiciones al cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria (Intervención Sociocomunitaria) y resultó un caos a nivel personal, haciendo malabares para cumplir con ambas obligaciones, pero con resultados positivos en ambos casos.

El campo del Ocio y Tiempo libre es un ámbito que me encanta y del que he rescatado ciertos aspectos metodológicos para mi profesión actual.

 

7. Actualmente eres profesor de intervención sociocomunitaria pero, para las personas que lo desconozcan, ¿qué implicaciones tiene esta profesión en la sociedad actual? ¿Cuáles son tus funciones?

Yo ejerzo la docencia en la Formación Profesional, más concretamente en la familia profesional de Intervención Sociocomunitaria, la cual posee diversas titulaciones, todas ellas vinculadas con el ámbito socioeducativo y cultural. En la actualidad imparto docencia en los Ciclos Formativos de Grado Superior en Educación Infantil e Integración Social.

El primero de los mismos capacita a las personas tituladas para diseñar, poner en práctica y evaluar proyectos y programas educativos de atención a la infancia en el primer ciclo (0-3 años) de la educación infantil en el ámbito formal (Escuelas Infantiles) y en toda la etapa (0-6 años) en el ámbito no formal (Ludotecas, Casas Nido, etc.).

La segunda de las titulaciones mencionadas capacita a las personas tituladas para ejercer su actividad profesional en el sector de los servicios a las personas (de tipo asistencial, educativo, de apoyo en la gestión doméstica y psicosocial) y en el de servicios a la comunidad (atención psicosocial a colectivos y personas en desventaja o riesgo social, mediación comunitaria, inserción ocupacional y laboral, promoción de igualdad de oportunidades y defensa de los derechos de las víctimas de violencia de género).

 

8. ¿Mantienes contacto con otros y otras profesionales y trabajáis de manera conjunta?

Al ejercer mi profesión en un centro educativo de enseñanza secundaria la variedad y riqueza de perfiles profesionales con los que trabajamos es muy amplia. Además de las personas docentes de cada materia, las personas encargadas de los departamentos de orientación, audición y lenguaje o pedagogía terapéutica son muestra de la heterogeneidad del ecosistema de un centro educativo.

En mi caso, el centro posee oferta educativa, en cuanto a Formación Profesional se refiere, de titulaciones de otras áreas como la Sanitaria.

En el seno de mi departamento, los perfiles formativos son muy diversos y creadores de grandes sinergias: psicología, educación social, trabajo social, pedagogía, terapia ocupacional, sociología, antropología, magisterio, etc. A mayores, debemos tener en cuenta el eminente carácter práctico de la formación que impartimos, motivo por el cual recurrimos con asiduidad a visitar organizaciones, instituciones y empresas vinculadas al ámbito educativo, además de organizar diversos talleres, charlas informativas, etc.

 

9. Hay quienes abogan por la independencia de las profesiones de ámbito social y huyen de los equipos interdisciplinares, ¿estás de acuerdo con ello?

Yo abogo claramente por el enriquecimiento entre las personas, por la intervención conjunta de diversos perfiles y por las sinergias que esto produce. No obstante es importante diferenciar este aspecto al intrusismo laboral y profesional, la contratación de diferentes y distintos perfiles bajo el mismo convenio, etc.

Considero que en el ámbito social no se están respectando los niveles formativos y las particularidades de cada perfil profesional a la hora de contratar y de desarrollar la actuación socioeducativa. Me refiero en este sentido a Técnicas, Técnicas Superiores, Diplomadas, Graduadas y Licenciadas de diferentes perfiles contratadas con el mismo puesto, el mismo salario y las mismas funciones.

Así, considero que, bajo el paraguas de la interdisciplinariedad y la multidisciplinariedad se está menoscabando el derecho de las personas profesionales y de sus titulaciones.

 

10. Como graduado en Educación Social sabemos que cuentas con un Máster en Profesorado, lo cual nos llama poderosamente la atención puesto que, en algunas comunidades autónomas, los educadores y educadoras sociales cuentan con demasiadas trabas a la hora de querer acceder a dicha formación. ¿Has vivido esta situación? De no ser así, ¿qué opinión te merece?

Cuando cursaba segundo curso del Grado en Educación Social un profesor compartió en clase la posibilidad de ser docentes de Educación Secundaria y/o Formación Profesional.

He de confesar que yo desconocía dicha posibilidad pero desde ese momento comencé a informarme y, una vez conocidas las familias profesionales de Intervención Sociocomunitaria (PES) y Servicios a la Comunidad (FP), dicha vía profesional y formativa se convirtió en mi prioridad, aunque también barajaba la posibilidad de opositar a la familia profesional de FOL.

En la Universidad de Santiago de Compostela la oferta formativa del Máster es muy amplia, por lo que trabas ninguna. En otro orden de cosas, lo ideal (bajo mi perspectiva) sería la presencia de la figura de la persona profesional de educación social en los centros educativos. En este sentido sí que existen trabas.

Si algún día la administración decidiese (o lo conseguimos mediante la reclamación) introducirla no dudaría en intentar ocupar dicho puesto laboral.

 

11. Bien es sabido que las educadoras y educadores sociales todavía no tienen un reconocimiento digno por parte de las instituciones como por parte de algunas personas por desconocimiento o confusión, tanto es así, que recientemente hemos sabido la noticia de que se ha modificado la denominación atribuida a la Clase de Especialidad «Educadores» del Gobierno de Aragón, reordenando de esa manera otras clases de especialidades de funcionariado de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón, consiguiendo de esa manera la denominación «Educadores Sociales».

No obstante, y tras conseguir estos avances, aún podemos ver ofertas de empleo donde para un puesto de “Educador o Educadora Social” solicitan otras titulaciones, incluso siendo válido dos años cursados de otro grado universitario diferente para querer solicitar el puesto de trabajo. Como graduado en Educación Social, ¿qué significado tiene esta problemática para ti?

En este sentido es necesario diferenciar diversos factores que repercuten en el reconocimiento de la Educación Social. En primer lugar la reciente creación de la titulación. Si comparamos la titulación de educación social con otras del mismo ámbito (Sociología, Psicología, Pedagogía, Trabajo Social, etc.) podemos comprobar que ésta es muy reciente en el tiempo. Un hándicap.

En segundo lugar y vinculado con el anterior, la titulación debe recorrer un camino, buscar su espacio y, por supuesto, reclamar sus derechos. Está en nuestras manos.

En tercer lugar está la ya mencionada falsa multiprofesionalidad e interdisciplinariedad.

En cuarto y último lugar, la sociedad española (de la cual la administración es su reflejo) no otorga consideración profesional al ámbito social (papel capital de la Iglesia Católica y beneficencia). Políticamente no “suma puntos” apostar fuertemente o invertir en gasto social.

 

12. ¿Has tenido que lidiar con esta problemática del desconocimiento de las funciones y competencias en cualquiera de tus empleos mencionados con anterioridad?

Pues la realidad es que no. No obstante, la experiencia profesional como educador social es casi insignificante en mi caso personal.

Pero tengo una anécdota muy simpática. En mi caso personal nunca he obtenido la titulación de Monitor de Ocio y Tiempo libre porque en la Ludoteca de verano me contrataban como monitor de Educación Social. Mientras opositaba me anoté en una escuela de ocio y tiempo libre muy conocida para sacar la titulación de Monitor y, por casualidades, dicha empresa intentó contratarme para impartir dicha titulación. Un sinsentido.

 

13. En cuanto al grado de Educación Social, ¿qué asignaturas has encontrado relevantes y cuáles consideras que pueden sustituirse por otras con mayor aplicación práctica?

A partir del tercer curso yo decidí escoger las materias más vinculadas a  la dinámica de Grupos, al Ocio y el Tiempo Libre, a la Animación Sociocultural y al Desarrollo Comunitario. Estas fueron, pues, las más relevantes e influyentes en mi formación junto a la Metodología de Investigación.

Podría citar muchas materias que considero fundamentales como Sociología/Antropología, Pedagogía Social, etc. Superfluas y substituibles es difícil citarlas. Evidentemente la persona docente de la materia influye en la misma de forma sustancial.

Si me tengo que mojar, aquellas vinculadas con las TIC me parecen  innecesarias en nuestro ámbito. Están mal planteadas.

 

14. ¿Introducirías algún cambio en el plan de estudios a nivel general en Educación Social?

Muchos, demasiados.

No es una tarea sencilla y existen planes diferentes en función de la Universidad. Debería dedicar muchas horas de reflexión para mencionar dichos cambios.

 

15. ¿Qué consideras que aporta a la sociedad esta profesión que no puedan hacer otras?

Pregunta compleja y difícil de responder.

En la actualidad vivimos un período en el cual se está limitando la libertad de la ciudadanía y en el que la ciudadanía parece retroceder varias décadas en derechos civiles.

Escucho muchas veces la frase “la educación se realiza en casa y no en la escuela”. Un estado democrático no puede fiar la educación de su población a la competencia de las generaciones de mayor edad. El estado debe educar a las nuevas generaciones (a todas en realidad) y considero que ese papel tan valioso le puede corresponder a la educación social, dentro o fuera del sistema educativo reglado.

En esta línea nos enfrentamos a nuevos retos como habitantes del planeta (feminismo necesario, cambio climático, sobreexplotación del planeta, grandes migraciones, abuso de la digitalización, etc.). El posicionamiento de la educación social en estas problemáticas es clave.

 

16. ¿Qué opinión te merece el siguiente titular? “La Educación Social pide un lugar en los colegios”.

Ya lo he mencionado varias veces en el transcurso de esta entrevista. No tengo dudas de la necesidad de esta figura en los centros educativos. Pero es cuestión de exigir a la administración una inversión fuerte en educación. Junto a la figura de Orientación debe estar la de Educación Social. Apuesto también por la figura de Enfermería en los mismos.

 

17. Lejos de plasmar una experiencia ajena, queremos compartir contigo algo vivido desde el equipo de Educarlex. En una ocasión y para ponerte en antecedentes, se nos calificó desde un centro de día de la siguiente manera:

“Para la administración sois como profesores de gimnasia y como no sé qué sois, no os voy a contratar”

¿Reina el descontrol y la confusión ante la Educación Social?

Deberíamos hacer autocrítica. Algo estaremos haciendo mal cuando no somos capaces de visibilizar nuestra figura profesional. No quiero decir que las administraciones no deban cumplir sus funciones, pero nosotros/as debemos empoderarnos y potenciar nuestra profesión.

 

18. ¿Se ha convertido el voluntariado para algunas entidades que se llaman a sí mismas “sin ánimo de lucro” en una forma de cubrir puestos de trabajo de manera totalmente gratuita?

Tajantemente, sí.

Apuesto claramente por el voluntariado, pero entendido como lo que es, nunca como ocupación gratuita (o pagada a través de dietas) de un puesto laboral. Se deben revisar las prácticas de algunas empresas y organizaciones. Tiramos piedras contra nuestro tejado.

 

19. Para terminar, ¿dónde te ves como profesional dentro de 10 años?

Pues la verdad es que no lo sé. El ámbito social y el sistema educativo en mi caso, “quema” mucho. Desgasta diariamente y no descarto cambiar de profesión. Nunca se sabe.

A día de hoy no me planteo la vida a tan largo plazo.


 

Sigue nuestras andanzas en

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.