Educador Social de Almería, ¿quién es Alex?

Generar aprendizaje social a través de la Educación Social es nuestro objetivo. ¿Nos acompañas?

Educador Social de Almería, ¿quién es Alex?

educador social de almería

Historia de un educador social de Almería

1990 


Un 4 de Junio, momento crucial en el cosmos.

Soy un educador social de Almería, una pequeña ciudad bañada por el mar mediterráneo en la que se esconden grandes talentos, aunque las malas lenguas nos conocen más por ser el llamado “mar de plástico”. Como tierra me quedo con la visión de sus playas, y por supuesto, por tener un sol constante.

Ese año nacieron unos 401.425 niños y niñas en España pero de entre todo ese montón, estaba yo.

Deciros que soy tenaz en mis propósitos, constante e idealista, puede que demasiado. Pero no lo veo un problema, al contrario, sólo me da fuerzas de seguir adelante luchando. Es curioso, pero nacer en pleno verano me hace huir del calor, de hecho mi lugar ideal para perderme sería Alaska. Creo firmemente que perderse en Alaska es algo que todo el mundo debería hacer al menos una vez en la vida.

Cuanta más variedad en mi vida, mejor. Disfruto con lo inusual y la novedad. Me apasiona la lectura, las nuevas metodologías educativas y jugar, porque siempre hay que jugar.

Desde pequeño me he rodeado tanto de juegos de mesa, como de videojuegos y del mundo cinéfilo. Me encontraba en la que llamaban la época dorada del mundo lúdico, todo ello amenizado con los juegos ya clásicos acompañado por mis vecinos. Pasé mi infancia y mi adolescencia entre aventuras virtuales y reales. Paseos por el espacio y paseos con la bicicleta. Casi siempre terminaba en el suelo. Eso no ha cambiado mucho.

2012


Se suele decir que a edades tempranas no se tienen claro ciertos aspectos de la vida, no obstante antes de llegar a la universidad, tuve mis ideas claras sobre lo que hacer con mi camino. Por ello, mis andanzas comenzaron en psicología, destino que perseguí durante toda mi vida. Es curioso como acaban siendo las cosas pero resultó ser un pequeño error de cálculo.

Impedimentos con la UNED y meditaciones varias fueron el resultado para acabar en Educación Social. Busqué lo más parecido a la psicología y hoy en día y ya como educador social, puedo decir que no me arrepiento. Decir que aquello que inicié en la UNED me esperará y será finalizado, pero ahora me domina por completo la educación social y sólo deseo seguir formándome y continuar por este sendero.

Almería es el lugar donde reorienté mi formación y mi carrera profesional. Es el lugar donde he conocido a muchos de los mejores profesionales y personas con las que he tenido el gusto de compartir tiempo y esfuerzo.

Profesionalmente, me he desarrollado durante más de 5 años con nuevas metodologías en educación de la mano de diversas entidades sociales. Comencé a conocer este mundo, y poco a poco, me fui enamorando de mi trabajo. Casi sin darme cuenta. Me transformé tanto a nivel profesional como personal.

Durante todo este tiempo, también aprendí la importancia de generar relaciones a largo plazo con los usuarios y que lo más importante para cualquier organización deben ser las personas: CON las que trabajamos y PARA las que trabajamos. Aspecto que a menudo se obvia con demasiada facilidad. Sin duda hablar de la red asociativa de Almería daría para mucho, pero este no es el lugar.

La mejor forma de resumir esta última etapa, es utilizando dos términos: conocimiento compartido y reinicio.

2016


¿Qué Educación Social? ¿Punto de inflexión?

Yo necesitaba un cambio en mi vida y eso es lo que pedí al cosmos, y éste en ocasiones escucha. Pero el cambio, no era el que yo esperaba (visto con el paso del tiempo sí era el que yo quería pero las formas no fueron las más consideradas). De todas las experiencias se aprende, ¿no?

Digamos que varios años en la red asociativa almeriense enseñan muchas cosas, buenas y malas. Como educador social de Almería (eduso), prácticas profesionales que favorecen el cambio social y te enseñan a ser proactivo pero por otra parte, descubres la cara B que no te enseñan en las aulas formativas. Es ahí cuando decidí poner punto final a mi relación con diferentes entidades que en el mejor de los casos abogan por la participación social y el trabajo comunitario.

Como bien dije antes, este periodo se puede sintetizar en:

  • Conocimiento compartido, porque tras años entre diversos profesionales me he dado cuenta que será la piedra angular en esta sociedad cada día más deshumanizada.
  • Reinicio, porque era hora de encontrar nuevos horizontes, nuevos destinos. Este reinicio me ha convertido en una versión mejorada de mí mismo.

He conocido nuevas formas de afrontar los problemas profesionales y en cierto sentido debo dar las gracias a ciertas entidades por enseñarme todo lo que no se debe hacer. Por eso el mejor eslogan que puedo tener en estos momentos en mi vida se lo debo a Arnau Griso: Espabila que sonreír es gratis.

2017


Tras poner orden en mi vida, reorganice mis ideas y tras mis experiencias tenía claro que había mucho por lo que luchar y mucho por lo que trabajar. Desde la educación social debía de dar respuesta y esforzarme por generar cambio social, conocimiento compartido, participación ciudadana, creación de comunidades, tejido social o pensamiento creativo y crítico, sobre todo pensamiento crítico.

Y aquí me encuentro, redactando este post sobre la cama a la caza de nuevos objetivos. Nuevos sueños, caminos y retos.

Aquí nace Educarlex, de la mano de Alex, este educador social de Almería y de todos los profesionales que me acompañan.

avatar de alex educación social almería

Avatar de un educador social de Almería

@Educarlex_ES

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.