En una conversación que mantuve con Alex, fundador de Educarlex, de Educador Social (Eduso, a partir de ahora) a Educadora Social (Edusa) nos dimos cuenta de que ambos partimos de la misma base. Ambos venimos de dos provincias vecinas y que comparten el no valor y apuesta por la Educación Social. En Almería, la provincia de Alex, pasa exactamente lo mismo que en Murcia. Tenemos que ser los propios Educadores Sociales los que vayamos resolviendo la pregunta (cada vez menos preguntada, afortunadamente): “¿qué es la educación social?”.

Bueno y ya no es solo resolver esa pregunta, sino el tener que defender constantemente porqué somos importantes y qué beneficios socioeducativos podemos aportar. Es por eso, y por otras razones, que vi fundamental en exteriorizar mi reflexión sobre la necesidad de una Educadora y un Educador Social dentro de un centro educativo en Murcia.

Cómo yo suelo decir, soy una Educadora Social que está comenzando a hacer sus pinitos adentrándose en el mundo de la Educación Social. Teniendo en cuenta que eso influye mucho del lugar en el que partes y cultives tus semillas profesionales. Cultivar esos pinitos se hace más “cuesta-arriba” sí, desde la Comunidad Autónoma de la que vienes, la figura del Eduso y Edusa no está bien reconocida. O no tanto en comparación con otras Comunidades Autónomas. Siendo este mí caso. Uno de esos pinitos que he tenido la oportunidad de poder cultivar en mi Región ha sido el ser Educadora Social dentro de un programa de prevención en los IES públicos.

En la Región de Murcia, y también en Almería, es muy complicado entrar a formar parte del equipo del centro educativo como Educadora Social como tal (no como orientadora, que recuerdo que existe una gran diferencia). Y es complicado porque no se reconoce nuestra profesión dentro de este ámbito de actuación. Estamos hablando de un ámbito de actuación que cuenta con un gran reconocimiento en otras Comunidades Autónomas (Extremadura, Castilla La Mancha…) dónde se está obteniendo buenas prácticas. Además, se han publicado cantidad de buenos artículos científicos defendiendo y apostando por los beneficios socioeducativos que se obtendrían si se contase con su profesionalidad.

El Eduso proporciona al centro educativo, en este caso a los centros de educación secundaria obligatoria, la visión de centro que se desarrolla dentro de una comunidad educativa. Esto requiere que se tenga en cuenta, y se unan los distintos agentes que educan y enseñan al alumnado. Con esto hago referencia a sus familias, al profesorado, al alumnado y a las asociaciones y al resto del entorno del centro educativo.

Por las situaciones problemáticas persistentes en nuestro contexto socioeducativo como pueden ser los casos de acoso escolar, de absentismo escolar, elevado incide de riesgo de exclusión social, precariedad laboral… Hace que la Región de Murcia sea una Comunidad Autónoma que debería de seguir con las buenas prácticas de inclusión del Educador Social en Institutos del resto del País. Sin embargo, hasta la actualidad, nuestra función en el mejor de los casos, se limita a dar charlas de prevención en los Institutos de Secundaria públicos de la provincia.

Sí, es una forma de mencionar nuestra figura profesional y darnos a conocer en otro contexto. Sin embargo, como he detallado anteriormente, al no tenernos en cuenta, no se hace participe en el desarrollo del centro educativo a la comunidad educativa. O si se hace, no es desde la Educación Social. La consecuencia de esto, es que para que una persona aprenda y su aprendizaje sea significativo, útil y beneficioso para él, es necesario propiciar un clima adecuado para fomentar la participación en su comunidad o su contexto más cercano.

Aunque no he tenido la oportunidad de estar más de un par de meses como Educadora Social dentro de un centro educativo fuera del desarrollo de un programa de prevención, sí que me llevo una visión de necesidad de incorporarnos dentro de este de forma permanente. Considero que la figura de la Educadora Social dentro de los centros educativos nos permite unir la figura del profesor (y lo que todo ello implica) con la del aprendizaje del alumno.

Durante mi desarrollo de la programación pude experimentar que los adolescentes aprendían de las aportaciones que hacía el profesorado. No había en ninguna sesión que el profesorado no hablase y el alumnado no escuchase con atención. Y considero que es ahí donde esta relación interpersonal sobre un tema, en el que todos hemos pasado, estamos pasando y todos conocemos, nos permite crear un ambiente de confianza necesario.

Esto será beneficioso para que, en el caso de que se produzca una situación problemática dentro del contexto educativo, el alumnado tenga la suficiente confianza como para contársela al profesor. Lo que se formó durante esas sesiones, si no existe una constancia durante todo el año, irá desapareciendo hasta convertirse en nada. Si mi trabajo como Educadora Social no hubiera tenido fecha de caducidad, me hubiera permitido vivir la experiencia de haber seguido hablando de otros temas de interés para los adolescentes.

Temas que ellos mismos me pedían sin tener en cuenta que mi tiempo era limitado. Si los escuchamos salen sus ideas e incertidumbres que tienen de la vida. No olvidemos, que su paso por un instituto no es solo para formarse académicamente sino, además, para prepararse para la vida personal y profesional que le hará adaptarse a la etapa de vida de una persona adulta. Me gustaría terminar esta publicación dando gracias al equipo de “Educarlex” que me han brindado la oportunidad de interesarse por mi perspectiva profesional sobre la Educación Social y poder compartirla con esta pequeña reflexión. Ha sido para mí toda una experiencia de enriquecimiento profesional y personal.

Conocer un proyecto lleno de ilusión, creatividad, novedad… llevado a cabo por unos Edusos comprometidos íntegramente que quieren situar a la Educación Social en el lugar dónde se merece. Defendedla en un territorio dónde, diariamente, tienes que luchar con obstáculos constantes es digno de reconocer y agradecer dicha labor.

Sin más, quiero concluir esta última publicación del año 2017 con un deseo para el próximo año:
“deseo que se cumpla la incorporación de las Edusas y de los Edusos dentro de los centros educativos.”

@MariaBL_24 

http://edusamotiva.blogspot.com.es/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *