Estudiante de ingeniería, monitora de robótica y ocio y tiempo libre.

Soy yo, Rocío, una persona cualquiera, puede que alguna vez te hayas cruzado conmigo por la calle, puede que no pero eso no nos hace más especiales, o nos hace las personas más especiales del mundo, porque todos lo somos.

No importa si estudiamos o dejamos de hacerlo, somos personas.
Bien, me toca describirme como persona. Soy constante, nada ni nadie me hace detenerme, antes o después consigo lo que quiero. Soy ordenada en mi propio desorden. Soñadora, me encanta crear, imaginar y enamorarme, tanto de las personas como del entorno. Curiosa, me encanta conocer todo lo que hay a mi alrededor y coger poquito a poquito lo que me aporte cosas para seguir creciendo.
Seguiré por mis gustos y aficiones… me gusta viajar, tanto por la montaña, por la playa o la ciudad. Me encanta leerme todas las guías y planificar las rutas cuando voy a una ciudad desconocida para saber lo que veo.
Me gusta escuchar música, aprenderme las letras, pensar que las escriben para mi y cantarlas como si no hubiese un mañana. Hacerlas mías, me encanta ponerme los cascos a todo volumen y creer que estoy en un videoclip. Leer cualquier género literario. Me encanta sumergirme dentro del libro. Pensar que soy la protagonista e identificarme con las cosas que pasan. Adoro saber como funcionan las cosas y mirar como giran los engranajes de los relojes y pensar como se las tuvieron que ingeniar para poder hacer que eso funcionase.

Me gusta ver series y películas históricas, ver los dramas de las distintas épocas de la historia y como hemos llegado a ser lo que somos. Me apasiona el hielo. Meter un vaso de agua en el congelador y esperar a que se enfríe para encontrar trocitos de hielo. Pintar, es algo tan relajante…me encanta decidir los colores de cada dibujo y admirar su armonía. Estudiar por placer y no por deber. Me apasiona saber el sentido de las  cosas y cuanto más mejor.

Soy muchas cosas más y me gustan muchas cosas más. También hay cosas que me disgustan y también tengo defectos pero tendréis que esperar a la próxima entrada para descubrirlos. Esta soy yo, Rocío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *