El pasado día 25 de abril se llevó a cabo la II Feria de las Naciones en la Universidad de Almería (UAL). Todo ello de la mano del Vicerrectorado de Internacionalización (UAL AROUND THE WORLD) en colaboración con Erasmus Students Network. Siendo la UAL esa mañana de abril el epicentro de la internacionalización.

La Feria fue una muestra clara de todas las costumbres de los alumnos extranjeros matriculados en la UAL. Todos estos alumnos muestran sus tradiciones y cultura de todos sus países maternos. Todos los stand de la mañana estuvieron amenizados por música popular, actuaciones y rodeados del olor a la paellada que se realizaba en segundo plano.

Algunos de los países implicados en la Feria fueron: Rumania, Moldavia, Hungría, Rusia, Portugal, Estados Unidos, México, Francia, Alemania, Ecuador, Italia o Cuba.

La mañana del 25 de abril se convirtió durante unas horas en el epicentro multicultural en la ciudad de Almería. La multiculturalidad debe reconocer la diversidad cultural que existe en todos los ámbitos y promover este derecho. Debe estar caracterizada por los siguientes aspectos:

  • El respeto a las diferencias existentes.
  • Delegar y eliminar los prejuicios existentes.
  • Promover la convivencia.
  • Generar sinergias humanas.

El rector, Carmelo Rodríguez, afirmó que el objetivo de esta Feria era “por una parte acercar la cultura de estudiantes de otros países a aquellos de la UAL que todavía no han tenido la oportunidad de salir fuera de España pero también que sirva de punto de encuentro para que todos aprendamos de la cultura de los distintos países que nos visitan, que son 47 en esta feria”. “Cabe destacar que la Universidad de Almería tiene en la actualidad más de 1000 alumnos de diferentes nacionalidades”, según el rector Carmelo Rodríguez.

No obstante, hay que dejar claro ciertos conceptos. Como antiguo alumno de la UAL no todo ha sido de color de rosa. No todo fue como se comunicó durante la Feria. Durante 4 años presencié múltiples escenas en las cuales el respeto hacia los alumnos extranjeros no fue el correcto.

En lugar de cuantiosos talleres sobre “Risoterapia” o “Mindfulness” sobrepasando algunos sus décimas ediciones realizados en la propia universidad, sería necesario talleres sobre diversidad cultural. Sobre el respeto. Acciones formativas que trabajen desde el respeto a todos los seres humanos. Más aún en una ciudad como Almería con una tasa de extranjeros tan elevada.

No debemos olvidar, que la diversidad cultural es un hecho incuestionable de nuestra sociedad. Por lo tanto, es una necesidad imperiosa pensar en nuevos modelos de convivencia entre culturas que compartan el mismo espectro. Pero no todas las culturas presentes poseen el privilegio de estar en el mismo plano de igualdad.

En la actualidad son muy variados los debates acerca de estas cuestiones pero no siempre son abordados por parte de “expertos”, con la suficiente racionalidad y respeto. Abogar por la máxima inclusión de todos los ciudadanos, es propulsar la cultura de la paz.

Sin más que añadir (por el momento), espabila que sonreír es gratis.

 

Alex Campos Urrutia

@Rodia_Ps   @Educarlex_es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *